jueves, 7 de enero de 2016

Elementos

óleo sobre carton entelado 50x70 cm

Noche y una estrella en la ventana
pequeños elefantes traslúcidos
ondean al compás del viento
toman vida los relojes de Dalí
y un soldado
vela por tu sueño
no insistas querida, me decías.

Noche y una vía se fuga en un punto
tantos viajes en tren
pintando los ojos de verde
perdiéndose de a ratos en el horizonte
buscando la calma que repare
basta basta, me decías
pero no me abandones.

Noche y todo es noche
una hoguera aturde con su gemido
el recuerdo del hedor
oprime el pecho
llevo una caja tibia en las manos
te acariciaba los huesitos, me decías
yo acaricio lo que queda.


Noche y una gota más
cae constante y se desliza
atesoraste un mar
emerge ahora de tus poros
te abraza fuerte
te lleva de mí
sos mía, me decías.

te quiero, me dijiste
te quiero, dije yo

2 comentarios:

  1. que belleza!
    Un abrazo y un regalo.

    Idilio perfecto

    Bajo los afelpados cielos
    arropada en el manto azul del universo
    me refugio en los palacios fúlgidos del amor.
    ¿No es acaso el idilio perfecto?
    Las furias de la vida se rompen en mil pedazos,
    y el deshielo de las nubes, convierte a las estrellas
    en místicos diamantes que abren puertas ignoradas.

    A. Alba

    Ana, ojalá me vuelvas a visitar algún día ...

    ResponderEliminar