martes, 28 de febrero de 2012

Serie “Cuentos para mujeres salvajes”: Las manos de la doncella



(óleo sobre tela, 50 x 70 cm)



"existe un lugar que nos sostiene amorosamente" C. Estés



Hiciste un trato a ciegas y te cortaron las manos. Las cosas se te escapan y no hay con qué retenerlas. ¿Cómo aferrarte ahora? Sabés del misterio que encierra el contacto entre las palmas de las manos, reconocer al otro, sentir la temperatura de su alma y hablarle sin palabras. Ya no hay modo. Perdiste la capacidad de acariciar. Así, sin manos, sin rumbo, caminaste en medio de un mundo desierto. Llorás. Llorás tanto que terminaste inundándolo todo y el desierto un día dejó de ser tal. Y nacieron las hojas, y las flores, y los tréboles le hicieron cosquillas a tus pies. Ginkos dorados iluminando la desolación. Jacarandás en flor pintando horizontes de cielo y mar. Verde, azul, más azul, lila, violeta, y de nuevo más azul. Despegar los pies del suelo tal vez sea posible, hay bandadas de pájaros sobrevolando a tu alrededor. Un colibrí anidó en tu pecho, y quizás regrese de vez en cuando por más lejos que lo lleve el viento. Las flores de los palos borrachos, como las aguas de marzo, te anuncian el final del verano. No te desalientes. Resistí. Si todo vuelve. Como las manos, mirá, te han crecido nuevas. Dispuestas a hacer tuyo cada instante. ¿Estás preparada para la caricia?


Participación en Una Idea... mucho arte

13 comentarios:

  1. Hola Ana Una preciosa historia acompañada de un trabajo lleno de color y muy significativo. Una propuesta muy creativa para una idea, Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hermoso trabajo, los colores irradian tanta energía, como las manos que sostienen a la doncella.

    Estemos preparadas querida Ani para recibir todas las caricias amorosas, se que es posible.

    Gracias por Ser y estar, por tu cercanía y amistad.

    Abrazos inmensos!!

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso sitio. El arte en imagen y palabra escrita. Colores maravillosos con los que me identifico y una prosa poética hermosa.
    Un saludo afectuoso
    mj

    ResponderEliminar
  4. Que bueno texto e imagen se complementan mejorandose mutuamente.besos

    ResponderEliminar
  5. Ana has sabido darle vida a esas manos y esa doncella dispuesta sobre ellas, una conjugación de belleza y arte.Juegos de color y luminosidad.Seguro que esta dispuesta a la caricia que le regala el instante.Muy hermoso en conjunto!

    Un Abrazo Afectuoso.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Ana M, ya te comenté en una idea, solo reiterar que la conjunción texto obra es perfecta. Saludos

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Precioso texto Ana!! y es perfecto para acompañar y entender tu obra. Besos

    ResponderEliminar
  8. Un comentario más para felicitarte por este nuevo trabajo, rebosante de inspiración y exquisita sensibilidad. Tus pinturas cada vez son más interesantes y van adquiriendo un estilo muy personal que empieza a caracterizarte.

    Un abrazo, Ana, y ánimo en la tarea.

    ResponderEliminar
  9. Ana te lo comenté en una Idea, ahora con el texto tan fantástico al lado, la obra queda muy bien envuelta. Preciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola: Soy Javier Merchante, Taberna el Callao. Me gustaría ponerme en contacto contigo para proponerte una colaboración. He llegado aquí a través de un comentario que dejaste en Premeditación. Si te apatece, mi correo es jmerchante@gmail.com.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  11. La expresión de su rostro me parece muy interesante ya que en espera de la caricia puede verse llena de tranquilidad y ternura.Lista para hacer suyo cada instante y las manos herramienta indiscutible de la pintora. Su entrega y satisfacción que su trabajo le proporciona, es lugar que la sostiene amorosamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ese el lugar que me sostiene amorosamente.
      Gracias, Quino.

      Eliminar