lunes, 25 de julio de 2011

La espera

(óleo sobre madera, 40x50cm)

Participación en Una idea... mucho arte.


La mesa estaba reservada. Las copas esperaban ansiosas el delicioso momento en que se llenarían con las dulces bebidas exóticas que ellos acostumbraban a compartir. ¿Habría alguna ocasión especial esta vez? Vaya pregunta, si cada día fue motivo de celebración para los dos.


Se acercaba la hora y ninguno aparecía. Igual era natural que llegaran tarde, se los veía siempre algo distraídos. Eran de ese tipo de personas que tienen cierta dificultad para sincronizar su reloj interior con el establecido. Así que no sería raro que ella se haya detenido a contemplar cómo caían las hojas secas de los árboles, dejándose envolver por el paisaje, o que él se hubiera quedado en algún compás de una hermosa canción o leyendo a toda prisa para terminar otro capítulo más de un libro. Y claro, siempre algo inesperado les pasaba. El problema radica en el enorme conflicto que les representa estimar un tiempo a aquello que no se espera, ese “por si acaso” que la gente corriente suele considerar. Era muy gracioso cuando cada uno comenzaba a explicar los motivos de la tardanza. ¿Por qué será que siempre les sucedían cosas tan increíbles?


Los minutos pasaban y las copas empezaban a inquietarse. Seguramente él se habría retrasado más de la cuenta, lo que ocurría muchas veces, sino todas. Y después las llaves que no aparecen, el colectivo que no llega. El tránsito está fatal en estos días y ella se encontraría atascada en la autopista. Llegarían nerviosos y a las corridas, como si los estuvieran viendo. No importaba, se despojarían de toda preocupación en el instante mismo del encuentro, a salvo en el universo de íntima complicidad que pudieron construir.


Una hora de demora. Qué extraño. Puede ser que estuviera lloviendo afuera y hayan decidido no salir. Pero no, la lluvia no es un impedimento para ellos, sino más bien una bendición, cuántas veces los han visto llegar tan empapados como desbordantes de alegría. Esas húmedas veladas fueron las más románticas.


Hora y media ya. Nunca tanto. Quizás se extraviaron en el camino. Es altamente probable. Si cuando iban por esas callecitas que tanto les gustaba recorrer, luego de unas cuantas vueltas ya no sabían dónde estaban. Era inevitable que se les enfriara la comida mientras seguían perdidos el uno en los ojos del otro.


Dos horas. Tres. La ceremonia no sería posible. El tiempo agotó toda esperanza. La mesa aún intacta, reservada. Las copas… las copas vacías.

14 comentarios:

  1. las copas vacias y yo comiendome las uñas por no saber que les paso,si hasta yo estoy preocupada amiga jajajjaj espero que continue esta historia que es de lo mas inquietante,que les abra pasado,verdad?

    te dejo un fuerte abrazo y feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a las copas tu trabajo me parece hermosìsimo, ese fondo azul, que suele frecuentar tus obras le da inmensidad y libertad, la transparencia del cristal y la solidez de su base, "se ven bien plantadas".

    los detalles de los cubiertos, las servilletas...una invitaciòn al disfrute y la intimidad.

    En ocasiones los encuentros se retrasan, hay tantos motivos en el aire...enexplicables ausencias...

    Yo creo mucho en los actos simbòlicos, cuando se prepara algo, se imagina y surge un arquetipo, que en este caso serìa "esa bella mesa" comienza a movilizarse la energìa, el Universo escucha y la sincronicidad actua...

    Y el chin chin del encuentro aparece como por "Arte de Destellos Inspiradores"


    Abrazos muchos!!!!

    ResponderEliminar
  3. Una hermosa pintura. No sé si es necesario continuar el relato... Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  4. Siempre nos sorprendes desvelando la magia del misterio porque nunca se concluye lo que cuentas. Es mejor dejarlo que viva...
    Y los temas de una gran originalidad nacen de la cotidianidad de la propia vida. De ahí su fuerza.
    Sincronía brillante entre pintura y relato y no resulta nada fácil hacer esto.

    Las pinturas cada vez ganan en intensidad: formato, composición, colorido, etc.

    ¿Dónde está la sequía, Ana?

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La idea de permanente espectativa, de lo que siempre puede ser y no termina de materializarse sin que nadie sea capaz de establecer con claridad una razón que explique la sensación de duda, de inquietud, tal vez de insatisfacción, en cualquier caso de situación no resuelta,si bien es verdad que como la vida a fin de cuentas. Un beso dubitativo que te roza la cara i se distancia porque no termina de saber qué hacer para cubrir su cometido en los terrenos del afecto

    ResponderEliminar
  6. Pongo en mi entrada la canción de Serrat que me recomiendas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. La pintura es bella, pero el texto nos cuenta una historia triste de desesperanza. Me gustó encontrar este lugar.

    ResponderEliminar
  8. Un poco triste la historia, pero me gustó ese mantener al lector leyendo de prisa para conocer el final.
    Un triste final de Otoño, colijo por la caida de las hojas secas, que nos desvelarás en algún momento.
    Precioso.....desde ahora también considereré el vacio como una bebida un tanto amarga.

    ResponderEliminar
  9. Hola Ana, felicidades por tu trabajo.
    Tu visita a La Esfera Cultural nos ha traído hasta tu blog.
    Quisiera proponerte participar en el siguiente número de la Revista de LA Esfera Cultural, perdona que lo haga de esta forma, pero no encuentro otra forma de contacto en este blog.
    Un saludo,
    Franco.
    www.laesferacultural.com

    ResponderEliminar
  10. Que pasó??, qué pasó??, :)

    Por lo que cuentas, ambos son tan despistados que seguro la cita era al día siguiente.

    Bello cuadro.

    Un beso.

    Soy Carlos de Apenas penas.

    ResponderEliminar
  11. infinitas gracias por regalarnos la belleza y sensibilidad de tus letras dulce poeta, un besin de esta amiga admiradora que te desea con cariño ¡¡¡ feliz inicio de semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Bonito blog , nos gustaría que participaras en la Ciudad Directorio , Un directorio Web , totalmente GRATUÍTO e Interactivo , con el que conseguirás mas visitas , ANIMATE y ven a LA CIUDAD DIRECTORIO http://laciudaddirectorio.blogspot.com/p/presentacion-y-formulario.html , TE ESTAMOS ESPERANDO CON LOS BRAZOS ABIERTOS =)

    ResponderEliminar
  13. me encantó tu relato! un punto de vista diferente de la espera!

    mil besos*

    ResponderEliminar
  14. Bueno de la obra ya te comenté, las historia es muy buena y bien encajada con la imagen.Me gusta mucho esto que haces de conjugar las dos formas de expresión. Saludos

    ResponderEliminar