martes, 8 de junio de 2010

Colonia

El fin de semana que pasé en Colonia fue particularmente reparador y un verdadero sosiego para mi espíritu.

Caminé por sus callecitas maravillada, colmada de placer, no hacía otra cosa más que contemplarlo todo a mi alrededor. Me entregué al paisaje y respiré profundamente aquel aire cargado de un no sé qué, me es difícil de poder explicar con palabras.

Mi estadía fue demasiado corta para mi gusto.

Últimamente el tiempo no me alcanza, siempre me deja con ganas de más, todo es tan breve.
Me prometí volver, permanecer en ese lugar encantador, que el tiempo me pierda y me deje disfrutar un poco más.



Imágenes, miradas, aromas... Vivencias que quedarán por siempre dentro de mí, a pesar del tiempo.


4 comentarios:

  1. Resulta que ha sido fantástico poder descubrirte después de tanto tiempo… Pero lo más interesante es haberme encontrado toda una artista que día a día me sorprende…
    Me encanta el rumbo que va tomando tu pintura y espero la profundices…
    Pero por sobre todo no dejes de escribir pues ahora tengo un lugar donde leerte…

    Claudio

    ResponderEliminar
  2. No sabia que usted pintara, profe. Muy lindas pinturas, por cierto. Me gustaron mucho.
    Nos vemos la semana que viene. Suerte (:

    ResponderEliminar
  3. Nos encontramos hablando de pintura de mera casualidad y descubrimos un mundo en comun que teniamos sin saberlo. Disfruto mucho de nuestras charlas y mas cuando la pintura esta de por medio!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana, lindo haber visitado tu blog. Veo que disfrutaste de Colonia y te cuento que tengo alguna pintura de lugares comunes a los tuyos, sin dudas Colonia entusiama pintarla, saludos

    ResponderEliminar